. Clementino Zapata: “La compañía zorrera” – Asociación cultural "El Concejo"

Clementino Zapata: “La compañía zorrera”

Compartir:

 

 

LA COMPAÑÍA ZORRERA, por Clementino Zapata

1
Poco tengo que contarle
a la compañía zorrera
una vez que del arte
solo la afición me queda.
2
Voy a explicar unos versos
tal vez los últimos sean
que he perdido la memoria
y el arte ya no me alega.
3
Una serie de bochornos
 complican en mi cabeza
que nunca podré olvidar
a los que tanto me aprecian.
4
Ay qué triste es la vida
cuando la vejez te llega
no quisiera recordarme
compañeros de cacera
5
De aquellos felices días
que con mi zarpas de hiena
en la Muela y las Pilillas
las maté con nieve y niebla.
6
Sin temer a los rigores
de lo que consigo llevan
artículos  que hay escritos
en la ley de caza y pesca
7
Hoy parece que me opriman
eslabones de cadena
el mundo me cae encima
igual que al preso en la celda
8
Mis aplausos y cantares
ya se han convertido en pena
árbol que derriba el aire
bala que enfría la arena
9
Ya soy noche sin mañana
ya soy navío sin vela
que azotado por las olas
sobre las rocas se estrella
10
Ya me despido del arte
pero haciendo una advertencia
a esos cazadores nuevos
si hay alguno que observa
11
Todo el cazador que ingrese
en la compañía zorrera
pagará un gran patente
si una zorra se le fuera
12
Como si fuera a casarse
con alguna forastera
pagará como Virgilio
sus errores y torpezas
13
Que con su escopeta nueva
y cartuchos elegantes
quería localizarlas
como a un rebaño  herbajante
14
Tenemos que criticarlo
y que tenga más  pupila
que si no se enmienda en algo
blinca de la  compañía
15
De un ojeo que le llaman
Solana  Campanarejos
el primer puesto ocupaba
el guarda rural del pueblo
16
Llevaba pasamontañas
también mochila de cuero
y un impermeable de goma
como un gran aventurero
17
En el momento llegó
desenfundó sus gemelos
con más fe que Moscardó
en el Alcázar de Toledo
18
Y muy pronto comprobó
que por el flanco derecho
una zorra se metía
para  morir o vencerlo
19
Pronto ladró su escopeta
que en aquel mismo momento
el puntal de San Francisco
se estremeció por completo
20
Que parecía que había
una cuenca de mineros
demostró su valentía
pero las zorras se fueron
21
Con semblante de recluta
cuando llega a un regimiento
se presentaba  Virgilio
para explicar el siniestro
22
Pero el Sr. Comandante
cuando lo vido tan serio
le dijo, ¿Qué te ha pasado?
explícate compañero
23
Que  hoy más blanco que una carta
va tu semblante moreno
si las zorras te maltratan
de su acción nos vengaremos
24
Soy policía rural
y en la compañía que llevo
nunca  vide  un animal
con estos procedimientos
25
Los  pulsos me están temblando
lo mismo que minuteros
el cuerpo se me ha destemplado
y es mi culo un canillero
26
Tres zorras han abusado
del cargo que desempeño
escriba usted el atestado
en este mismo momento.
27
Y entonces le dijo el cabo
no estás hecho mal  chaleco
si no te vas enmendando
te voy a expulsar del cuerpo
28
Si se enteran los poetas
de  lo que tú estás haciendo
para escribir tus escenas
no habrá blocs en los comercios.
29
Ahí  está el amigo Abilio
que ingresó hace cinco  días
y honró con su primer tiro
a la ilustre compañía.
30
Que una zorra se acercó
a  probar sus energías
y fue carne de cañón
del arma que el poseía.
31
Aquí mi pluma se para
y  os pido por favor
que  le disculpéis las faltas
al poeta cazador.
32
Que si le falté a Virgilio
Por ser mal apuntador,
También le falté a Francisco
y es un gran tirador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *