. El Lavadero – Asociación cultural "El Concejo"

El Lavadero

Compartir:

El LavaderoDurante bastantes años el lavado de todo tipo de prendas de vestir, así como ropa de cama: sábanas, mantas, cubres, etc se hacía en los lavaderos. Nuestro pueblo tenía dos: el de la Alberca y el de la fuente del pueblo. Estos lavaderos eran unos espacios próximos a fuentes o lugares de suministro de agua, que convenientemente acondicionados, disponían de unas piedras rodenas o trozos de piedra plana, donde se escurrían y frotaban las prendas. Una vez lavadas y aclaradas se tendían y secaban o alrededor del lavadero, o en los tendederos de las casas.
Había que hacer en ocasiones un recorrido bastante largo, como el ir a la Alberca y cargar con grandes gavetas llenas de ropa y encima de la cabeza con una “rodillera” que atenuaba el peso de la ropa. Llamaba mucho la atención como lograr el equilibrio sobre la cabeza de tal cantidad de peso.
Recuerdo que en tiempos de sequía al no haber agua en los lavaderos había que llevar la ropa al Caño Pérez, incluso a la Olmedilla. En estos lugares se hacía una especie de presa, donde se colocaba la tradicional “losa de lavar”, utilizada hasta terminar el lavado. El medio empleado para llevar la ropa cuando se trataba de sitios muy alejados, eran las mulas aparejadas y con el serón, donde se colocaban gavetas o canastos de mimbre para transportarla.
Era duro el lavado, sobre todo en invierno, las gotas caídas llegaban a helarse en los brazos, quedando los trozos de hielo en las mangas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *