. Marcelino Ruiz: “Sucesos del vehículo correo aéreo de la línea Madrid-Valencia – Asociación cultural "El Concejo"

Marcelino Ruiz: “Sucesos del vehículo correo aéreo de la línea Madrid-Valencia

Compartir:

SUCESOS DEL VEHÍCULO CORREO AÉREO DE LA LÍNEA  MADRID – VALENCIA, por Marcelino Ruiz

Marcelino_Ruiz

1
En el día dos de marzo
serían sobre las diez
por encima de este pueblo
un vehículo se ve.
2
Como iba tan bajito
el personal se creía
que iba buscando punto
a ver donde aterrizaría.
3
Cuando dio dos o tres vueltas
aproximado a las casas
como hacía tanto ruido
todo el mundo se asomaba.
4
El personal se creía
que iba a caer al suelo
como tanto ruido hacía
a la gente le dio miedo.
5
Y tuvieron buena suerte
el hombre lo dirigió
a un sitio muy elegante
el campo de aviación.
6
Hay una llanada grande,
adonde aterrizó,
y fue una cosa normal
el personal que acudió.
7
Irían más de quinientos
solo de Fuentelespino,
y bajarían unos doscientos
de otro pueblo que es Campillos.
8
Y cuando el público vio
que no había ocurrido nada
entonces se engrandeció
todo el que lo visitaba.
9
Los pilotos animosos
el conductor muy alegre
y el comandante que llevan
todos estaban a su orden.
10
No ocurrió desgracia alguna
ni una pequeña lesión
la avería consistía
en el principal motor.
11
El mecánico examina
la maquinaria al motor
y cuanto trabajaría
pero no se la arregló.
12
Estando allí trabajando
se vio que desconfiaban
cuando un  vehículo oyeron
parece que se alegraban.
13
Se remonta sobre este
que ya estaba aterrizado
y el personal comprendía
que venían a auxiliarlos.
14
Cuando ya se aproximó
y aterrizó suavemente
el personal acudió
con mil deseos de verle.
15
Cuando a los pocos momentos
se vio otro asomar
por señas comprendieron
que no había novedad.
16
La guardia civil estaba
cumpliendo con su deber
pero nadie molestaba
que solo querían ver.
17
Hasta el alguacil estaba
el secretario y el juez
y al cura Don  Agustín
también  llegué yo a ver.
18
También acudió el auxilio
de médico y practicante
por si hubieran sucedido
las desgracias personales
19
De hombres niños y mujeres
no se lo puedo explicar
el número al que ascendía
yo no los pude contar.
20
Unos iban con los carros
y más en camioneta
y muchos fueron andando
y algunos en bicicleta.
21
Y ya llegó el día tres
de marzo por la mañana
pero fueron atrevidos
sin temor a que nevara.
22
Viajaban muchas familias,
a caballo en muchos casos,
y todos con alegría,
para ver el aeroplano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *