Tejedores de mantos, cordellate, mandiles del horno…

Compartir:

En el pueblo hubo también dos familias que llamaban “los tejedores”, ocupando dos  viviendas situadas en la bajada al cementerio, antes de llegar al antiguo transformador de la luz. Yo todavía recuerdo ver estos telares, oyendo desde fuera el ruido característico emitido al ir tejiendo la lana.
En estos rústicos telares se tejía la lana formando gran variedad de formas, clases y tejidos: «cordellate», mantas de hombro, «cujón», aparejo de mulos, mandiles del horno y muchas más variedades.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.