Los Estañadores y Lañadores

Compartir:

El menaje o utensilios de cocina eran generalmente metálicos, de barro o porcelana, aluminio, etc. Se utilizaban sartenes, cacerolas de barro, jarras, fiambreras, y para el agua botijos, cántaros, lebrillos… Estos recipientes se deterioraban con frecuencia y había que recurrir para su arreglo a los “estañadores” que con una especie de barra metálica con mango de madera, colocado al fuego se ponía incandescente y con ello se derretía una barrita de estaño que tapaba la rendija o agujero.

La labor de los lañadores era el arreglo de cántaros, botijos, pucheros de loza. Al hacerse alguna rendija utilizaban las lañas que junto con algún que otro producto, unían la rendija evitando la salida del agua u otro líquido que contuvieran.

Venían los estañadores o lañadores con sus familias de distintos lugares de alrededor cobijándose en pajares o en casas abandonadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.